Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, generada a partir de tus pautas de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso . Puedes obtener más información aquí
 

El seguro de crédito

El seguro de crédito es un sistema empleado por las empresas para gestionar su riesgo comercial. A la hora de establecer relaciones comerciales, las empresas aseguradas solicitan niveles de riesgo para vender a crédito a otras empresas. Los analistas de la aseguradora estudian los niveles de liquidez y solvencia del cliente potencial y dan respuesta a la petición, aceptándola, denegándola o fijando un límite inferior al solicitado. En caso de impago, las empresas aseguradas reciben una indemnización por las operaciones cubiertas y se activan los mecanismos de recobro, a través de una red de letrados.

Esta modalidad de seguro nos permite evitar tensiones imprevistas en Tesorería que puedan llegar a amenazar la viabilidad de nuestra empresa.

El seguro de caución

En el caso de la Caución, es un tipo de seguro que tenemos que presentar cuando una Administración Pública o un cliente privado nos exigen una garantía por la correcta prestación o ejecución de una obra o servicio. En el caso de que no podamos hacer frente a nuestras obligaciones o la obra o producto final entregado presenten deficiencias, la compañía aseguradora indemnizará a nuestro cliente. En ningún caso garantiza una indemnización en caso de que incurramos en impagos con nuestros proveedores, esa es una contingencia que cubre el Seguro de Crédito.

Formulario enviado correctamente!

Si quieres conocer las mejores ofertas en seguros de Crédito y/o Caución, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través del formulario web o en el 93 237 43 00. Uno de nuestros especialistas tarificará con todas las compañías disponibles y te aconsejará sobre cuál puede ser el más adecuado para tu empresa. Recuerda también que en muchas ocasiones un corredor de seguros puede ofrecerte mejores precios que los disponibles en los comparadores normales o los que las webs de las propias compañías ofrecen.